Buscar este blog

Cargando...

martes, 14 de septiembre de 2010

A vueltas con el Tubeless.

Por si esto le ha pasado a alguien más.

Al quitar un neumático tubeless que ha tenido líquido antipinchazos tipo latex dentro, queda una película de latex líquido (si la mezcla era la adecuada) pegado al interior del neumático.

Pues he comprobado que esa película al secarse hace que el neumático se pliegue hacia dentro y después sea muy difícil talonarlo, incluso con bomba de pie potente. Me refiero a talonar un neumático tubeless en una llanta tubeless, con lo que eso conlleva de subrealismo.

La solución propuesta por mi querido bloguero: http://elchaspillo.blogspot.com es tan simple como efectiva.

Dar la vuelta al neumático tal y como veis en la foto y tenerlo así unas horas, al menos.
De esa manera los flancos vuelven a abrirse y podréis talonar sin problema.


Esto está probado en unas Kenda Nevegal 2.1 tubeless y en unas Maxxis Advantage 2.1 tubeless.

También lo he probado en neumáticos tubelizados (Continental Race King Protection 2.0) encajados en una rueda ZTR Olympic. Al neumático que ha tenido latex dentro, le ocurre lo mismo que al tubeless, si bien al ser algo más flexible, este efecto no es tan marcado.



Aunque yo os recomiendo colgar siempre cualquier neumático que hayáis quitado y que llevara líquido, del revés.

Así nos evitaremos problemas al ponerlo de nuevo.















lunes, 13 de septiembre de 2010

Globalización y riesgos alimentarios.

Este es el titular:
http://www.agrodigital.info/PlArtStd.asp?CodArt=72965

Que nadie se engañe. Si nos compran más jamones, vino y aceite, nos tienen que vender algo a cambio.

A fin de cuentas eso es la globalización.
Favorecer los intercambios comerciales mundiales.
Pero esto tiene su lado negativo.

Las normas de higiene y salubridad en esos países que nos venden, los niveles de exigencia y transparencia de sus industrias, no se pueden comparar a los de la UE.

Así que no nos extrañemos de estos titulares. Pies de plomo para casi cualquier cosa que venga del lejano oriente. En especial, si se sale de los canales normales de comercialización. Esta vez y a pesar del sarpullido que me sale, tengo que aconsejar comprar en el Carrefour los rollitos de primavera en vez de en la tienda china del barrio.

Ya vimos como cuidan a sus propios bebes en China: http://www.consumer.es/seguridad-alimentaria/2008/09/22/180210.php

Así cualquiera puede competir.

El titular también me genera la duda de si el sistema de control e inspección sanitaria es eficaz porque detecta todos estos casos o sin embargo sólo descubre una pequeña parte del problema.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

XXI Travesía Transcantábrica.

Pues es el tercer año seguido que acudo a esta cita.

Desde hace 21 ediciones, el club Asturcon de bici de montaña organiza un fin de semana de rutas de bici de montaña.

http://www.asturconbtt.com/

En las tres ediciones en las que he acudido, el sábado se cruzaba de León a Asturias en algún momento de la ruta y el domingo se hacía una versión algo más corta por los alrededores de la localidad donde se pernoctaba.

Se trata de rutas de elevado nivel técnico. En este club, hasta la mascota es capaz de subir por lugares que al resto de ciclistas nos cuesta un horror. Y es que el nivel técnico de los integrantes del club es muy alto.

Si te gustan las dificultades técnicas tanto de subida, como de bajada, este es tu club y este tu fin de semana. Sino, mejor quédate en tu zona.

Este año, la del sábado salía del puerto de San Isidro y tras circunvalar algunos picos de la zona del puerto y del pueblo de Isoba, se pasaba a Asturias por el Collado del Acebal y a través del Parque Nacional de Redes, no sin haber pedido los correspondientes permisos.



La ruta no me defraudó ni técnicamente ni a nivel paisajístico y eso que no esperaba tanto de esta zona como la del año pasado, Torrestío y Somiedo.


Pasamos collados imposibles, subimos por barrancos subrealistas, bajamos por callejas cerradas, atravesamos arroyos y regatos, circulamos por un desfiladero maravilloso después de Isoba y atravesamos hayedos antes y después de pasar a Asturias.


Una estupensa experiencia que disfruté de la manera que a mi me gusta y muy a pesar de mis compañeros de ruta del club. En solitario, cerca de la cabeza, sin nadie que me estorbara en las bajadas y sin nadie que alterara un momento de silencio al atravesar un hayedo.


Tras acabar en Bezanes, aproveché el magnífico día que hacía para volverme en bici por el puerto de Tarna y las Señales.

El domingo la ruta fue una auténtica sorpresa ya que habíamos oído que era más pistera. Pero nos encontramos subiendo por caminos descarnados y empedrados, subidas técnicas y empinadas, callejones llenos de maleza, senderos medio perdidos entre retamas..... otro rutón rodeando Puebla de Lillo y atravesando varios collados increíbles.

Si queréis experimentar la sensación tan increíble de irte metiendo en un barranco sin saber por qué intrincado sendero te sacaran.... no dudéis en apuntaros al año que viene.


Yo repetiré.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Deporte e Índice Glucémico.

En el post anterior mencionaba lo importante que es diferenciar la cantidad de hidratos de carbono (h. de c.) de un alimento con el índice glucémico (IC) que tiene, en el caso de ser un alimento rico en h de c.


Como dije, 1 g de glucosa tiene 4 kcal y 100g de pan tienen 261 kcal, así que engordarán igual que 74 g de arroz, por ejemplo que tiene 364 kcal por cada 100 gramos.

Y es que el engordar más o menos está relacionado ni mas ni menos con ingerir más kcal. que las que gastamos, aunque esto lo trataré en otro post.

Pero volviendo al índice glucémico, para los deportistas tiene mucha importancia el momento y el tipo de hidratos de carbono que tenemos que ingerir cuando vamos a realizar o estamos realizando un esfuerzo. Damos por hecho que ya sabemos que sin hidratos de carbono no hay deportista que valga porque el gasto que se produce al realizar el ejercicio físico se obtiene principalmente y sobre todo al comienzo del mismo, de los hidratos de carbono.


También para los diabéticos tiene especial interes el índice glucémico, pero en este post, me centraré en la actividad física.

Que ocurre si nos tomamos un gel o una barrita ultraenergética en una parada de una ruta.
Los geles especialmente y algunas barritas energéticas, aunque en menor medida llevan una gran cantidad de hidratos de carbono simples de alto índice glucémico como son la glucosa y las maltodextrinas que van a provocar en quién lo toma una rápida elevación de la concentración de glucosa en sangre. Recordemos que la concentración de glucosa en sangre es el parámetro fundamental en el metabolismo energético.


Si no somos diabéticos, al subir la concentración de glucosa en sangre se produce la segregación de la hormona insulina ya que la concentración de glucosa en sangre no puede pasar de un determinado valor, porque resultaría mortal. La insulina retira la glucosa almacenándola en forma de glucógeno en el hígado y los músculos sobre todo. Si aún así la concentración sigue muy alta (hemos cometido la idiotez de tomarnos dos geles al parar) la insulina empieza a almacenar la glucosa en forma de grasa en nuestros michelines.

Después de segregada la insulina y dependiendo de nuestro metabolismo, es decir, en cada caso puede ser distinto, el nivel de glucosa en sangre vuelve a bajar, y puede quedar incluso más bajo que antes de tomarnos el gel.

En esto que se acaba la parada y volvemos a dar pedales, y además con ganas, pero como ya no disponemos de glucosa en la sangre y el esfuerzo requerido es exigente, al no dar tiempo al glucógeno de los músculos o del hígado a movilizarse, el resultado es un pajarón de miedo, y eso que estábamos intentando evitarlo, tomándonos un gel.

La conclusión: cuando hacemos deporte, tenemos que vigilar lo que comemos, en especial cuando los esfuerzos son grandes o prolongados y cuando estamos poco entrenados.


Los geles y barritas, ricos en hidratos de carbono de rápida asimilación, alto IG, son adecuados para tomarlos JUSTO antes o DURANTE un esfuerzo intenso, por ejemplo, antes de un puerto o una subida. Pueden servirnos para reponernos rápidamente si los niveles de glucosa ya son tan bajos que está a punto de darnos una pájara, pero si no lo son, si acabamos de empezar a pedalear o correr o el esfuerzo no ha sido muy intenso, podemos provocarnos nosotros mismos la pájara.

Además estos productos tienen la característica de absorber mucha agua por lo que al tomarlos, tenemos que beber a la vez una gran cantidad de agua... OJO, agua, no sales ni bebidas isotónicas.... tema de futuro post, porque de lo contrario, podemos deshidratarnos.

Teniendo en cuenta estos efectos, es mejor dejar los geles y las barritas de alto IG para las ocasiones en las que realmente se necesitan, y en cambio tomar fruta, bocadillos, pan u otros alimentos cada poco tiempo, ya que no provoquen una subida tan repentina y descontrolada del IG.

viernes, 27 de agosto de 2010

Metabolismo e hidratos de carbono. El índice glucémico.

Los hidratos de carbono son el combustible que utiliza el cuerpo para funcionar. De ellos y a través del metabolismo, nuestro organismo obtiene la energía para la actividad física, mental, producir calor, y mantener vivos nuestros órganos y músculos.



El proceso digestivo se ocupa de transformar cualquier hidrato de carbono en glucosa. Podemos decir que la glucosa es la gasolina final que va a utilizar nuestro organismo en la obtención de energía.

Cada gramo de glucosa que utiliza nuestro cuerpo produce 4 kilocalorías. Esto siempre es así, pero cuando ingerimos alimentos ricos en hidratos de carbono, pan, pasta, cereales, azúcar, tenemos que tener en cuenta la rapidez con que estos se digieren y llegan a la sangre, porque es desde allí desde dónde se reparten a las células que lo necesitan, al cerebro (si lo usamos) y a los músculos. Esta rapidez la mide el INDICE GLUCÉMICO: y es la velocidad con la que se eleva el nivel de glucosa en sangre después de comer un alimento rico en hidratos de carbono. Esta velocidad se compara con la de la propia glucosa, cuya digestión sería la más sencilla ya que no tiene que transformarse en nada.
Es decir si asignamos el valor 100 de índice glucémico a la glucosa, tenemos los siguientes valores para el resto de alimentos.

INDICE ALIMENTO
--------- ----------------

100 . . . . . GLUCOSA
92 . . . . . . Zanahorias cocidas
87 . . . . . . Miel
80 . . . . . . Puré de patatas instantáneo
80 . . . . . . Maíz en copos
72 . . . . . . Arroz blanco
70 . . . . . . Patatas cocidas
69 . . . . . . Pan blanco
68 . . . . . . Barritas Mars
67 . . . . . . Sémola de trigo
66 . . . . . . Muesli suizo
66 . . . . . . Arroz integral
64 . . . . . . Pasas
64 . . . . . . Remolachas
62 . . . . . . Plátanos
59 . . . . . . Azúcar blanco (SACAROSA)
59 . . . . . . Maíz dulce
59 . . . . . . Pasteles
51 . . . . . . Guisantes verdes
51 . . . . . . Patatas fritas
51 . . . . . . Patatas dulces (boniatos)
50 . . . . . . Espaguetis de harina refinada
45 . . . . . . Uvas
42 . . . . . . Pan de centeno integral
42 . . . . . . Espaguetis de trigo integral
40 . . . . . . Naranjas
39 . . . . . . Manzanas
38 . . . . . . Tomates
36 . . . . . . Helados
36 . . . . . . Garbanzos
36 . . . . . . Yogur
34 . . . . . . Leche entera
32 . . . . . . Leche desnatada
29 . . . . . . Judías
29 . . . . . . Lentejas
34 . . . . . . Peras
28 . . . . . . Salchichas
26 . . . . . . Melocotones
26 . . . . . . Pomelo
25 . . . . . . Ciruelas
23 . . . . . . Cerezas
20 . . . . . . FRUCTOSA
15 . . . . . . Soja

Como se puede ver en la tabla, la mayoría de los alimentos elevan el nivel de glucosa en sangre a menor velocidad que la propia glucosa.

A los deportistas nos interesa de forma especial el índice glucémico de los alimentos, como también a los diabéticos.

El contenido, o mejor dicho, la concentración de glucosa en la sangre va a condicionar factores como el apetito, el cansancio, el ejercicio físico, y lo que debemos comer en cada momento, entre otras cosas.

Esta rapidez depende, entre otras cosas del tipo de hidrato de carbono de que se trate.
Existen varias clasificaciones para los de hidratos de carbono. Para lo que necesitamos nos vamos a quedar con la clasificación de simples y complejos.

Como ejemplo más común de hidrato de carbono complejo tenemos el almidón, que se encuentra mayoritariamente en los alimentos vegetales.

Podemos encontrar almidón en: las patatas, los cereales y por lo tanto la harina y derivados, como el pan y la pasta. Algunas frutas como el plátano, también tienen un porcentaje de almidón. El arroz está incluído en los cereales, pero también tiene un elevado porcentaje de hidratos de carbono, al igual que el maíz que también es otro cereal.

En la tabla podéis ver que los alimentos con almidón tienen un índice glucémico IG menor que la glucosa.

Además podéis ver que la mayoría de las frutas tiene un índice glucémico bajo. Esto es debido a que el azúcar mayoritario de las frutas es la fructosa, que es un hidrato de carbono simple (como la glucosa), que sin embargo tiene un IG bajo.

OJO!, es importante no confundir el índice glucémico con la cantidad de hidratos de carbono (en forma de almidón, glucosa o fructosa), que tiene el alimento. Puede haber alimentos con´índice glucémico bajo o relativamente bajo y mucha cantidad de hidratos: pan, pasta, arroz.

En futuros posts, os contaré como manejar esto del índice glucémico en el ejercicio.
















martes, 24 de agosto de 2010

Bromatología

Es la ciencia que trata de la composición de los alimentos y el no saber sobre ello constituye hoy en día el gran problema del público en general a la hora de planificar sus dietas.

Hasta la saciedad en los medios de información encontramos artículos y consejos sobre lo que hay que comer o cuántas calorías tenemos que ingerir, sin entrar en dietas milagros y demás perlas...


Pero salvo por comentarios (muchos de ellos barbaridades) del tipo, "las fresas son ricas en hierro" o "la carne de conejo es buena para bajar la tensión" nadie ofrece información sobre la composición de los alimentos, cuanta cantidad de hidratos de carbono tienen o cuál es la cantidad de grasa que ingerimos en ellos.

Hasta en el etiquetado nutricional, las empresas intentan confundirnos. En algunos alimentos las cantidades de los distintos principios inmediatos (hidratos de carbono, proteínas y grasas) vienen referidos a una unidad, una porción o una ración, sin saber entonces lo que realmente nos interesa que es el % de los mismos o la cantidad por cada 100g.

Y nos interesa así porque para calcular una dieta es necesario ajustarse a porcentajes en cuanto a las cantidades de cada principio inmediato.


Si no incluímos en nuestra cultura conocimientos sobre composición de alimentos, nunca vamos a poder elaborar una dieta que satisfaga nuestras necesidades alimenticias. No hablo de saberse de memoria las tablas de nutición, pero si de tener cierto conocimiento sobre la composición de los principales alimentos y cuáles son ricos en proteínas, hidratos de carbono y grasa, así como en fibra, vitaminas, etc....

La dificultad para saber esto ha aumentado recientemente ya que cada vez se consumen más alimentos elaborados y platos preparados con diferentes ingredientes, por lo que es más difícil saber cuántas proteínas o hidratos estamos ingiriendo con cada bocado.


Para evitar esto, es importantísimo un buen etiquetado nutricional, leerlo, obviamente y tener ciertas nociones de composición de los alimentos.

El Metabolismo 3. Cada uno el suyo.

Entonces ya podemos concluir que cada persona tiene su metabolismo y es probable que éste sea distinto del metabolismo de otro.



Las necesidades calóricas tampoco van a ser las mismas. Ya no sólo va a depender de si es hombre o mujer, sino de su constitución física, su metabolismo y si es una persona sedentaria o deportista.



Como mencioné en otro post, algunas personas poseen un metabolismo muy termogénico, producen mucho calor a partir de los alimentos ingeridos. Otros en cambio, no producen tanto calor y encima tienden a almacenar mucha grasa. Otras personas tienen de forma natural, por genética un desarrollo muscular innato, que sin hacer deporte les permite, gracias al elevado metabolismo basal, ingerir muchas calorías.



Lo que es cierto es que, si dos personas con metabolismos y constitución similar, si una hace ejercicio tendrá un mayor gasto energético y por lo tanto podrá ingerir más calorías que la otra. Además gracias al ejercicio físico es probable que desarrolle una musculatura que luego servirá para aumentar su metabolismo basal y de esta forma el gasto calórico.


Un hombre adulto de 75 kilos, pongamos que tenga unas necesidades de 2500 kcal al día. Si realizara ejercicio, éstas podrían pasar a ser 3000 por ejemplo (no todos los deportes tienen el mismo gasto calórico). Si debido al ejercicio continuado en el tiempo, este individuo desarrolla su musculatura, el metabolismo basal aumentará y sus necesidades energéticas podrían aumentar también en 100 o 200 kcal al día.





Eso supone que una persona activa y que realice ejercicio de forma contínua puede llegar a tener unas necesidades energéticas de hasta 1000 kcalorías más que otra con la misma constitución.




Pero aún así, si esa persona activa que necesita 3500 kcal al día ingiere alimentos con una valor de 3800 kcal, por ejemplo, al final engordará. Mientras que si la persona sedentaria con necesidades de 2500 kcalorías ingiere alimentos con un valor de 2500 kcal o menos, esa persona adelgazará (a la larga) o conservará su peso.




Así de sencillo (y de complicado) es metabolismo humano.

Puños giratorios SRAM X0 y saltos de cadena.

Los twister o mandos giratorios SRAM X0 son una gozada. Yo hice el cambio de los pulsadores X0 hace dos años y ya no vuelvo. Es cierto que requieren un período de adaptación, pero casi todo lo nuevo lo requiere. El cambio es más rápido que con los pulsadores y puedes cambiar piñones y frenar con el trasero sin demasiada complicación. Bien es cierto que frenar con el delantero y cambiar platos es algo más complicado, pero... ¿cuántas veces haces eso?.
La pega la veo en que la goma aguanta un año o así de uso intensivo (unos 8000 km) y además conviene llevar siempre guantes, pero yo siempre los llevo así que no es pega.


Pues llevaba ya varios días intentando evitar los saltos de cadena en el 8º piñón de mi Anthem. No había manera de solucinarlo. Ni actuando en los dos tornillos de ajuste del cambio (un X0) ni en el mando de tensado del cable. Incluso cambié cadena y piñones para comprobar que no había dientes o eslabones doblados (ambos tenían menos de 100 km, estaban recién cambiados).

Así que después de cambiar cables y fundas me decidí a desmontar el puño giratorio X0 que tiene dos años y poner el de mi Trance que tiene menos de 6 meses.
El problema se ha solucionado por lo que he concluído que el puño estaba funcionando mal.

Lo he desmontado y lo he abierto:


El despiece es de lo más sencillo. 4 piezas: el puño de goma que gira, el cuerpo del mando en el que se encuentra el mecanismo, el muelle que recupera el giro y que encaja, un extremo en la pieza de la goma y el otro en el cuerpo del mando, y la pestaña metálica que encaja en las muescas y que es la que determina el piñón o el plato que llevas engranado.

Lo he limpiado a fondo. El problema era la acumulación de grasa-suciedad en las muescas donde debe meterse la pestaña al cambiar. Y es que cuando cambié las gomas hace 6 meses, le puse algo de grasa en el interior pensando que iría bien pero lo que ocurrió es que acumuló muchas suciedad que obturó las muescas y la pestaña no se podía encajar como debe.





Tras la limpieza con detergente y agua lo he montado y el funcionamiento es perfecto.

Está claro que esta es una pieza que no necesita engrase.























jueves, 19 de agosto de 2010

II Carlos "deSastre"

No soy muy amigo de las marchas de carretera, pero esta me gusta mucho porque no es masiva y el recorrido es muy agradable, con muchas subidas. Quizá quede algo corta para los diesel como yo.




Este año la afrontaba con un 30% menos de km en las piernas y es que la paternidad se nota por muy bueno que sea el retoño.

Dudé hasta el final si llevar el Camelback o no, porque no me gusta dar el cante a pesar de los enormes beneficios de llevar 2 litros de agua adicionales en un día de calor. Al final lo llevé.



Así que afronté la carrera con relax, me quedé en la salida junto a mi hermano, atrás y resuelto a hacer un "entrenamiento" de calidad.

Pero no nos engañemos... a los que nos gusta competir, lo hacemos, ya sea contra nosotros mismos, el crono, los elementos u otros ciclistas habituales en las marchas tanto de btt como de carretera, que conocemos y sabemos que van parecidos, un poco mejor o un poco peor que nosotros.
Nos probamos, nos gusta vencer a los rivales, y experimentar esa satisfacción por haber entrado antes que fulanito que me ganó en Colmenar o en el Soplao.

Pero la fortuna no fue conmigo en esta carrera ya que pinché en el km 20 y perdí mucho tiempo cambiando la cámara porque al cambiar de bici de carretera no me fijé en que las válvulas cortas no valen para mis Ksyrium Elite que llevo en mi Defy. Así que me pasaron un montón de ciclistas, y me tocó remontar con algo de cabreo.

Sin embargo en la remontada me fue bien y me sentía con fuerzas, especialmente en la última subida cuando alcancé a los Magic Bikes, a los que había dejado tras el pinchazo.

Sin embargo, mi tiempo final, 3:59 es una decepción. A pesar de saber que no tengo tanto fondo como el año pasado y que pinché, no estoy muy contento con el tiempo.

En cuanto a la organización de la marcha, resultó buena, pero el detalle de faltar el agua en los avituallamientos a los últimos, me parece bastante mal, porque suelen ser los que más lo necesitan.

Lo que está claro es que el Sastre es un tío bastante simpático y no dude en saludar y hacerse fotos con cualquier aficionado.... o incluso a ayudar al que va un poco justillo.





Un problema de melones

Seguro que nadie recuerda cuánto valía el kilo de melones antes de la llegada del euro y del subidón de la inflación que esto supuso...


Es más, seguro que nadie recuerda, a cuánto estaba el melón hace un par de años.


Cada año asisto asombrado, al principio de la temporada, en junio..........., si, si, las frutas tienen temporada, aunque eso de la globamierdización nos ha hecho olvidarlo. Pues decía que cada año por junio más o menos, veo, incrédulo, como llegan los primeros melones y sandías al mercado y cada año salen a un precio mayor que el anterio.



Esta claro que poca gente se plantea si es justo o no el precio de las cosas. Cuando empezaron a repartirnos las pizzas allá por finales de los 80, poca gente se planteó si pagar 2000 pesetas o 12 euros por una pizza que te traían a casa era un disparate o no. Y así nos hemos quedado. Telepizza no pasa por ser una pequeña compañía de alimentación, precisamente. Ni los telepizzeros suelen repartir en una Triumph.





Se trata de una estrategia: se mete en el mercado un producto a un precio disparatado, pero, o bien no existe otro producto para comparar o bien la demanda del producto es tal que todo el mundo lo paga sin rechistar.


Tan subrealista es pagar 12 o 16 euros por una pizza como pagar el melón a 1,5 euros el kilo. Pero en el momento en el que se pone en el mercado y alguien lo paga... el precio se da por bueno y ya no hay nada que hacer.


El melón estuvo a 30 pesetas el kilo, justo antes de llegar el euro. Hace un par de años o tres el melón se ha vendido a 30 o 40 céntimos el kilo en plena temporada, en agosto, pero al inicio de la misma nunca sobrepasaba los 60 o 70 céntimos.


Este año, se ha pagado por el melón hasta 1,5 euros el kilo. Con este precio se puede llegar a pagar por un melón 6 o 7 euros, es decir 1000 pesetas o incluso más.... y la gente los compraba!!!!, y esto hace que al año que viene, vuelva a pasar.... o quizá salgan a 1,8 euros el kilo... quién sabe....


Si nosotros, como consumidores aceptamos estos atracos, al año siguiente se olverán a producir.

No nos engañemos. La producción de melones y sandías no se ha hundido, sólo ha sido ligeramente inferior. El productor no cobra más por los mismos, apenas 20, 30 céntimos de euro cuando estaba a 1,5 euros en el hiper....



Pero siempre alguién sale beneficiado. ¿Quién será?.